TAO

544152_732661883427864_1705351226_n

Así que esta palabra Tao (la forma y causa de las cosas) no es el “Logos”, como algunos misioneros cristianos lo llegaron a traducir, porque en China, la idea de que algo es hecho por el Tao es absurda. El Tao no es un fabricante y no es un gobernante. No gobierna como si fuera un rey, aunque uno de los propósitos del libro “Tao Teh Ching”, era servir como un manual de guía para gobernar y lo que dice es prácticamente “gobierna a través de no gobernar”.

El gran Tao fluye por todas partes, hacia la izquierda y hacia la derecha. Ama y nutre todas las cosas sin ejercer autoridad sobre ellas. Cuando se logran cosas buenas, no las reclama. El Tao siempre escapa y nunca esta presente para recibir las gracias o reconocimientos, porque ama la obscuridad. Es una idea muy misteriosa.

El Tao no es equivalente a ningúna idea occidental de dios, porque dios está siempre asociado con ser “el señor”. El Tao no es algo distinto de la naturaleza, de nosotros mismos, del agua o del aire. El Tao es como todo eso se comporta. Así que, la idea básica china del universo es que funciona como un organismo. El mundo es un sistema de componentes interrelacionados, en el que ninguno puede sobrevivir sin el otro. Veamos el caso de las abejas y las flores. Nunca vas a encontrar abejas en un lugar sin flores y nunca vas a encontrar flores en un lugar sin abejas u otro insecto que haga la misma labor. El secreto que este ejemplo nos quiere mostrar es que, aunque las abejas y las flores sean tan distintas, son inseparables. Como dice la importante expresión Taoista, surgen mutuamente. Así que las abejas y las flores coexisten de la misma forma que alto y bajo, largo y corto, recio y suave. Todas esas experiencias pueden ser experimentadas en términos de su opuesto o experiencia opuesta. La idea china de la naturaleza es que todas las especies que existen, surgen mutuamente, porque son interdependientes en este sistema de total interdependencia que es el Tao. Hay algunos otros factores que van con el Tao, pero este surgimiento mutuo es la idea clave de todo y si quieres entender el pensamiento chino y oriental, este concepto es lo más importante que hay que comprender.

Nosotros pensamos mucho en térmnos de causa y efecto. Pensamos en el universo de forma aristotélica y newtoniana. En esas filosofías, todo está separado. Es como una gran amalgama de bolas de billar que no se mueven hasta que otra bola o el taco choca contra ellas, así que un fenómeno surge después del otro de una forma mecánica. Desde el punto de vista científico del siglo XX, sabemos que las cosas no funcionan así. Sabemos lo suficiente sobre las relaciones para saber que el modelo mecánico funcionó para ciertos propósitos, pero se quiebra ahora que entendemos la relatividad y vemos como las cosas van juntas… como si fuera un tipo de red conectada, en lugar de un puño de bolas de billar rebotando. Así que, en China, el concepto de naturaleza es como algo que se regula a sí mismo y se gobierna a sí mismo, pero tiene una totalidad y esa totalidad es el Tao.

Ahora veamos un segúndo término, la expresión “ziran” que quiere decir naturaleza en chino, pero expresa un punto de vista completamente distinto. En occidente “naturaleza” ó natura, quiere decir, de cierta forma, clasificación de las cosas. “Ziran” literalmente quiere decir “lo que es de sí mismo” ó lo que sucede de sí mismo y esto implica espontaniedad. El método del Tao es ser de sí mismo. Ziran significa espontáneo, como los latidos de tu corazón. Tu no haces a tu corazón latir, no lo fuerzas, no lo obligas, el corazón late por sí mismo. Imagina un mundo en el que todo sucede por sí mismo y no tiene que ser controlado, sino permitido. Mientras que la idea occidental de dios involucra control sobre todo lo que está sucediendo, la idea del Tao es como el gobernador que confía en que su gente se encargue de sus propios asuntos y deja que las cosas sucedan. Esto no quiere decir que todo existe en caos. Lo que quiere decir es que entre más libertad permites y entre más amor das…. más permitirás que las cosas en ti y a tu alrededor sucedan y tendrás más órden.

Alan Watts

Comentarios

comentarios