Ayahuasca, DMT y abducciones extraterrestres

121313_0325_AyahuascaDM1.jpg

 

El DMT (N, N-dimetriltriptamina) es el alucinógeno más potente del que se tenga conocimiento hasta el momento, se encuentra de forma endogena en casi toda la naturaleza, el DMT pertenece farmacológicamente a la familia de las triptaminas. Muchas culturas, indígenas y modernas, ingieren DMT como psicodélico, en extractos o en su forma sintetizada. El DMT es sólido y cristalino de color blanco, sin embargo, es un alcaloide triptamínico, que está presente en más de un 85% de plantas y en todos los mamiferos. Su uso vía oral es posible gracias a la sinergia entre los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) y plantas con triptamina como la Psychotria viridis.

La posion chamanica conocida con el nombre de ayahuasca o yajé incluye en su preparación Psychotria viridis. El DMT se metaboliza de forma muy rápida, volviéndose inactiva por vía oral, debido a la monoaminooxidasa. El uso combinado de plantas que poseen Beta-carbolinas como la Banisteriopsis caapi o la Peganum harmala, hacen posible su ingestión, teniendo un efecto que dependiendo de la dosis suministrada puede durar hasta 18 horas.

giphy (83)

Se cree que el DMT, en pequeñas cantidades, participa en los efectos visuales del sueño e incluso en las experiencias cercanas a la muerte y otros estados místicos. Esto es debido a que la glándula pineal produce DMT de forma endogena junto a la melatonina durante los ciclos de sueño. Debido a la falta de estudios acerca del DMT, se ignora mucho acerca de su funcionamiento y producción en el cerebro, aun cuando su mayor producción se da en las etapas más importantes de un ser humano, en el nacimiento y muerte.

J. C. Callaway, sugirió que el DMT puede estar relacionado con el fenómeno del sueño visual, donde los niveles de DMT en el cerebro son periódicamente aumentados para inducir alucinaciones oníricas visuales y posiblemente otros estados naturales de conciencia.

El doctor Rick Strassman, sugiere que puede estar relacionada con las experiencias cercanas a la muerte. Su síntesis podría darse en la glándula pineal y en su libro “The Spirit Molecule” relaciona conceptos de la mística oriental como el chakra de la cabeza o el “tercer ojo” con esta parte del cerebro.

Un estudio realizado por el Dr. Strassman (2008), el cual incluyo voluntarios de diversos grupos, muestra una frecuencia alta de experiencias que narran encuentros con entidades que comparten una innegable similitud con las abducciones extraterrestres. La propuesta ha generado la pauta para cuestionar la relación entre posibles segregaciones de DMT espontaneas y las abducciones extraterrestres.

Casos de experiencias transformadoras son descritas después de haber tenido experiencia con DMT o ayahuasca, esto debido a la naturaleza intrínseca de los psicotrópicos en la disolución del “ego”, comúnmente asociadas a sentimientos de muerte y rendimiento, el individuo experimenta un viaje a estados inconscientes de la psique y en algunos casos a experiencias transpersonales, en donde experimentan visiones profundamente espirituales, ligadas a los arquetipos trascendentales humanos, así como encuentro con “entidades”, maquinarias, tecnologías, ciudades, nirvana y seres desconocidos.

El Dr. Stuart Hameroff junto al reconocido físico Roger Penrose han unido conceptos para dar forma a la propuesta de la red micro tubular que activa las neuronas, una perspectiva desde el análisis cuántico de esta red micro tubular, propone que el cerebro humano actúa como una computadora cuántica, cuya función bajo los efectos de DMT incrementa su frecuencia procesando una mayor cantidad de información (momentos de conciencia) por segundo.

 

Comentarios

comentarios